A una persona perfeccionista le es muy difícil cometer un error. Las personas que buscan la perfección jamás están satisfechas con lo que hacen, es una actividad realmente estresante y abrumadora nunca descansas , no tiene fin, no hay satisfacción con los resultados, no hay conexión, no das lo mejor de ti.  La excelencia en cambio es SER, dar lo mejor de ti para que los recursos y las oportunidades aparezcan. Cuando una persona busca la excelencia en todo, se convierte en un líder, la gente lo sigue y tratan también de dar lo mejor haciendo que la meta se convierta en un gran logro y sin necesidad de hacer grandes cosas, hace que si cometes errores, hagas los ajustes necesarios para lograr la excelencia.
La excelencia se nota porque crea un ambiente de confianza y seguridad que la gente lo percibe. A todos nos gusta la excelencia y si llegamos a algún lugar que carezca del sello de excelencia inmediatamente lo percibimos. La excelencia hace que siempre quieras mejorar lo que hiciste, que inviertas en tu negocio para mejorar tu imagen  y presentación visual, es un proceso de mejora continua que a los pocos meses será un notable progreso.
La gente que trabaja con la excelencia son detallistas,   porque para ellos es súper importante . Hay muchos lugares que llevan el sello de la excelencia, pertenecen al círculo de la excelencia, están pendiente de agradar a cualquiera que llegue a visitarlos, que el lugar regenere su espíritu y permita que te sientas en casa cada vez que los visites.
Aprende a reconocer la excelencia, siente su buena vibra, observa los detalles de amor y comienza por implementarlo en tu casa, en tu negocio, entra en ese círculo mágico de amor para que aparezcan los recursos y oportunidades.  Notaras la diferencia!
contacto:+56981563824 +56990307641